El Coloso de Rodas

El Coloso de Rodas es conocido por casi todo el mundo y es una de las 7 maravillas del mundo. Su historia comienza con el asedio de Demetrios Poliorketes, sucesor de Alejandro Magno, en el 305 antes de Cristo. Cuando Demetrios fue derrotado, abandonó toda su maquinaria de asedio a Rodas. Los rodios decidieron expresar su orgullo con la construcción de una estatua triunfal de su dios favorito, Helios. La tarea fue asignada a los Cares de Lindos escultor, discípulo de Lisipo, y fueron 12 , los años (304-292 aC) necesarios para su realización.

Coloso de Rodas

Un fuerte terremoto sacudió Rodas en torno al año 226 aC. La ciudad sufrió graves daños, y el Coloso se destruyó en un punto clave, hablamos de la rodilla. Los rodios recibieron una oferta inmediata de Ptolomeo III Eurgetes de Egipto para cubrir todos los gastos de restauración de monumento derribado. Sin embargo, un oráculo fue consultado y prohibió que se volviese a erigir, por lo que la oferta de Ptolomeo fue rechazada. No es de extrañar ya que se sabe que en la antigüedad y sobre todo en la zona de Asia Menor, Grecia y lugares cercanos, la veneración al culto y las supersticiones se tenían muy en cuenta a la hora de funcionar tanto a nivel familiar como laboral y todo lo demás.

Aunque no sabemos la verdadera forma y la apariencia del Coloso, reconstrucciones modernas con la estatua de pie en posición vertical son más precisas que los dibujos más antiguos. Sin embargo, después de desaparecer, el Coloso de Rodas es una de las siete maravillas del mundo antigua y han servido de inspiración a artistas modernos como el escultor francés Auguste Bartholdi, famoso por su excelente obra, la Estatua de la Libertad, en Nueva York. Hoy en día, el Coloso es considerado como una de las Siete Maravillas del Mundo y una obra maestra del arte y la ingeniería.

No Responses

Leave a Reply