El templo de Artemisa

El Templo de Artemisa en Éfeso, también se le llama el Artemesium, fue realizado a mediados del siglo 6 a.C. Se encuentra en lo que actualmente es Turquía, y está considerada como una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Era un templo que destacaba en sus tiempos debido a su grandeza, a su excesivo tamaño y preciosidad de fachadas y diseño. También destacaba por estar al límite de la geografía griega, provocando admiración y respeto por aquellos no griegos que veían esa clase de construcciones tan inmensas y bellas.

Templo de Artemisa

El Artemesium fue construido en honor a la diosa griega llamada Artemisa, además, fue construido por el Credo de Lidia. El clásico templo de estilo jónico fue diseñado y creado por un arquitecto de la antigua Creta, llamado Cherisiphron, el cual recibió ayuda de su hijo. La ubicación del templo era concretamente por Asia Menor lo que provocó, cual imán, la atracción de gran variedad de comerciantes y curiosos, mezclados de diferentes y variadas creencias religiosas.

Ya apenas queda nada del antiguo Templo de Artemisa de Éfeso o de al menos de cómo era entonces. La ubicación exacta fue descubierta alrededor de septiembre del año 1869, y sus excavaciones empezaron desde ese preciso momento. Varios objetos fueron desenterrados, y se encuentran hoy en el British Museum de Londres. En cuanto al lugar en Turquía, sólo queda en pie una columna reconstruida, un gran recordatorio de lo grandioso que fue el templo. Sin duda, el Templo es una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

No Responses

Leave a Reply